Usted está aquí

Editorial
28/06/2019

¿Qué tecnología de soldadura y unión es la adecuada para su dispositivo médico? Parte I: Bajo la piel

La última generación de dispositivos subcutáneos, como las válvulas cardiacas de reemplazo y los implantes neurológicos, tiene una designación de Clase III, por lo que requiere una hermeticidad y una integridad de las juntas del 100 %. Para lograr esto, los fabricantes deben incorporar la tecnología de unión y soldadura adecuada.

Pensemos por ejemplo en las soldaduras en costura, un paso importante para garantizar la hermeticidad y la duración de un dispositivo. Los fabricantes tienen a su disposición una amplia variedad de opciones, como la soldadura por plasma y la soldadura por haz de electrones. Ambos procesos son relativamente limpios y ofrecen buenos resultados, pero requieren mucho tiempo y precisan de sistemas de gran complejidad con componentes como, por ejemplo, cámaras de vacío.

Otra opción es la soldadura por láser, que ofrece una precisión igual o mayor y presenta otras ventajas importantes: En primer lugar, no requiere tanto tiempo ni el uso de cámaras de vacío o equipos similares. La soldadura por láser puede efectuarse en una atmósfera de gas inerte, normalmente nitrógeno. Por lo general, la soldadura por láser es más rápida que las otras opciones y crea juntas muy fiables. En la actualidad, los fabricantes de dispositivos médicos están optando por la soldadura por láser automatizada para reducir costes y mejorar el control del proceso de soldadura.

Además, los sistemas avanzados de soldadura por láser suelen incluir sistemas ópticos que aumentan la capacidad de automatización. Las cámaras de estos sistemas reconocen las piezas, identifican las áreas de soldadura y localizan la posición óptima para que el láser comience a unir las piezas. Por ejemplo, muchas de las piezas de los marcapasos se fabrican por prensado, no por mecanizado, por lo que la posición de la interfaz varía. La alineación manual puede tardar varios minutos para cada dispositivo. Los sistemas ópticos y los algoritmos a medida en los sistemas de soldadura por láser de Amada Miyachi Europe acortan la tarea a unos pocos segundos.

Además, el láser es más versátil. Tomemos como ejemplo la producción de hipotubos. El proceso requiere funciones de micromecanizado en un tubo, conocido como punta de catéter. La punta se suelda a otro alambre o tubo, conocido como cubo. Las máquinas láser permiten tanto el corte como la soldadura del metal. De hecho, los sistemas autónomos también pueden realizar el marcado y la ablación de revestimientos. Los sistemas de soldadura por láser son eficaces para soldar ciertos tipos de stents, bombas de infusión, válvulas implantables y otros dispositivos de soporte vital.

Debe destacarse que la soldadura por láser no es necesaria para todos los tipos de dispositivos invasivos, ni para todas las juntas del dispositivo. Por ejemplo, para soldar las baterías del interior de los marcapasos se emplea normalmente la soldadura por resistencia. En la parte II de este blog examinaremos la tecnología de unión o soldadura más adecuada para dispositivos que no van bajo la piel, sino que son vestibles. ¿Cuál es la mejor manera de fabricar monitores de salud y relojes inteligentes?


Upcoming events

  • Productronica 2019
    De 12/11/2019 hasta 15/11/2019

    Messe München

    Sala B2, Booth 312

  • Precision Fair 2019
    De 13/11/2019 hasta 14/11/2019

    Veldhoven

    Países Bajos

    Hotel Koningshof

Soluciones personalizadas

Envíenos su muestra y desarrollaremos una solución

Su muestra